Desde hace unos años la calidad de la señal de televisión ha mejorado exponencialmente. Gracias a la entrada de la Televisión Digital Terrestre (TDT), hemos dejado de lado las líneas en pantalla, las interferencias entre canales y otros síntomas de la mala recepción de la televisión analógica. La técnica COFDM (sistema de portadoras ya moduladas) es en parte la gran culpable de esta evolución, pero avancemos con consejos más prácticos.

Actualiza tu antena
Las formas y dimensiones de las antenas han cambiado durante los últimos años. Las frecuencias de televisión han emigrado en alguna ocasión y el espectro es distinto.
Como consecuencia se diseñan antenas de televisión con distintos dipolos, distintos tamaños, que consiguen distintas ganancias.
Si tienes una buena señal el cambio de antena puede ser algo secundario. Es preferible probar otras opciones más baratas antes de realizar un desembolso.

Eleva tu antena
Las altas temperaturas generan ruido por el reflejo de las ondas, no hace falta utilizar un mástil muy alto si la señal es buena. Además, un mástil muy alto puede provocar que el índice de refracción sea elevado y necesites de vientos.
Pero sí recomendaría un mínimo de altura de un metro para evitar ruidos.

Sanea tu cableado
El cable coaxial está en continuo contacto con el medio. El sol, la lluvia y las temperaturas acaban por pudrir y picar el cableado. Las pérdidas ocasionadas por el mal estado del cable coaxial suelen ser vitales, la instalación de un cable corrugado que proteja el cable coaxial del medio puede servir de gran ayuda.

Los empalmes manuales no son los idóneos
Que funcionen no significa que sea lo correcto. En el mercado existen fichas de empalmes que funcionan perfectamente y reducen la cantidad de ruido que se genera.
Mi experiencia, usa el empalme manual para salir de apaño, pero siempre que puedas, pon una ficha de empalme. Es recomendable ser profesional.

Amplificador, a veces menos, es más.
No necesitas un 100% de intensidad de señal. A veces la ambición de tener una señal muy fuerte genera más problemas que soluciones.
Me explico, una señal con mucha intensidad está saturada. No va a ser reconocible.
Otro problema, una amplificación muy grande de la señal genera ruido (figura de ruido, ber y otros conceptos relacionas con la calidad de la señal), la calidad de la señal debe ir en proporción con la intensidad, de otra forma la información será ilegible.
Si tienes problemas para adaptar la intensidad de la señal con el amplificador, hay soluciones. Reemplaza los clásicos amplificadores monocanales por amplificadores programables (comunidad de vecinos) o amplificadores de intervalos de frecuencias regulables (viviendas unifamiliares).

Trata bien el cable
El cable coaxial tiene propiedades, su tamaño, materiales y proporciones no son por casualidad. Trata bien el cable coaxial, no lo maltrates, no lo aplastes, no lo modifiques. Recuerda que entre el vivo y la malla hay una diferencia de potencial, la modificación puede provocar que el cable quede inutilizable.

Usa resistencias de carga
Dejar conexiones sin usar, libres y sin una resistencia de carga que evite la devolución de la señal por el cableado, afecta a la señal.
Las nuevas tomas de televisión vienen con una resistencia de carga incorporada, sin embargo, los elementos pasivos de distribución (splitter o repartidores), suelen necesitar de algunas.

fran-lago

Fran Lago
Telecomunicaciones e Informática
https://franjlago.com
@FranJLago
/in/franjlago (LinkedIn)