Pocas veces sucede esa sensación de empezar un libro y sabes que no puedes parar de leerlo hasta que le pongas fin. Esa sensación he tenido en los últimos dos días en que empecé con el libro de Jack Ketchum “La chica de al lado”. Rápidamente me introduje en su espiral de sofoco y tensión continuo, es un libro duro, reconozco que mas de una vez debí parar y respirar profundamente.

jack ke

Seguir leyendo